18 octubre 2009

CRÓNICA DE 24 HORAS DE LOS ENEMIGOS DE LA VACA.-

Todo comenzó promediando la tarde del viernes 16 de octubre de 2009, cuando, algunos de "Los Enemigos de la Vaca" se dedicaron a colocar carteles orientadores a fin de que los invitados a la cena de ese día, o al almuerzo del siguiente, pudieran llegar con comodidad a la Estancia "San Pedro", lugar donde los agasajaríamos.-
En la imagen, la tranquera de entrada al establecimiento.-
Un posterior acceso; pintoresco, por cierto.-
La "Pulpería" lugar que convertiríamos en "centro de operaciones".-
Parte del resto de las instalaciones.-
Bueno, con ustedes, la vaquillona enemiga.-
El pertinente control de calidad.-
La confirmación del control de calidad.-
Como se ve, el costillar se presentaba más que aceptable.-
La infraestructura que, en escasas dos horas, comenzaría a ser usada, se mostraba suficiente.-
Mientras tomabamos unos mates, el sol se escondía previo anunciar que, al día siguiente, se presentaría mejor que nunca.-
Señores, el mate ya no era suficiente; comenzaba el operativo asado de las achuras de la vaquillona.-
Adviertan el dispositivo empleado para excitar el fuego; su denominación técnico-científica: "tiraje a chapa doblada".-
No ve, uno se descuida y ya comenzaron con la "picadita" (salame queso, galleta, pimientos, etc).-
Imprevistamente, se cayó un vacío sobre las primeras brasas y, de inmediato, las achuras de la vaquillona.-
No se el porqué, pero al rato todo tenía otro color.-
¿Una "entrañita" señor?
Ahora, las achuras.-
Después del vacío, algunos de los presentes posaron para las fotos.-
Otros, hicieron lo propio.-
No obstante, algunos debimos ir a trabajar; es que llegó el momento de poner comoda a la vaquillona sobre la parrilla.-
No es fácil; menos mal que algunos amigos del campo estan cancheros.-
Ya falta menos.-
Ya casi está, dijo Don Vicente - setenta y siete años de especialización en el tema - (derecha de la foto). GRACIAS DON VICENTE.-
Ahora si; se la ve cómoda.-
Don Juán Asador Magistral inicia el "operativo asado".-
¡Ehhh! ¿Que pasó? ¡Una liebre se tiró debajo de la camioneta!, fue la respuesta.-
De inmediato se escuchó ¿Qué nombre le vamos a poner, "escabeche" o "cincuenta pesos"? Como no hubo respuesta, la decisión fue ponerle "escabeche".-
Por otro lado, arrancaron los guitarreros.-
Mientras, la vaquillona se sacaba el frío.-
Así, transcurrió la noche. A la mañana - 09,00 horas aproximadamente -, todo se veía así.-
Una hora después, así.-
Más tarde, así.-
Pasaban las horas y los "Enemigos de la Vaca" - en la foto Don Hugo Passi - se dedicaban al mate.-
Ya uniformados - ¡qué color horrible! y ¡que papelón! fueron las frases más escuchadas -, los "Enemigos de la Vaca" coordinaban los últimos detalles de "lo que vendría" claro, dando cuenta de algunos salames y queso.-
Algunos de los invitados no esquivaron los caballos que, en la Estancia "San Pedro", estaban a disposición.-
Por si le extrañaba, le digo que la vaquillona ya se veía así.-
Contemporáneamente, la actividad campera seguía.-
Y la cocción también.-
Otros, se dedicaron a jugar a la "taba".-
¡¡¡Epa!!! LLegaron más.-
Siendo las 12,45 horas, la primer empanada se cayó adentro de un disco de arado que tenía grasa hirviendo; toda una desgracia.-
Acto seguido, se cayeron otras.-
Por suerte, y aunque fue de a una, las pudieron sacar a todas.-¡¡¡Huummmm!!!
Con la mayoría de los invitados presentes, llegó el momento del brindis oficial: "Antes que no nos conocíamos, bebiamos, ahora que nos conocemos, bebemos, bebamos hasta que no nos conozcamos".-
Y después, otro brindis propuesto: "El que bebe se emborracha, el que se emborracha duerme, el que duerme no peca, el que no peca va al cielo, SI AL CIELO VAMOS, BEBAMOS".-
Una de las mesas.-
Otra, la de "Los divinos" (no piense mal, ya le contaremos).-
Otra, la que recibió a Don Mario Sosa.-
Otra mesa de amigos.-
Y otra más.-
Bueno, la mesa de "Los Enemigos de la vaca".-
¿Que pasa?, dijo uno. ¡En la parrilla hay movimiento! dijo otro.-
¡¡¡Esto se larga!!! se anunció.-
¡¡¡Que bueno está!!!
¡A mí! ¡A mí también! se escuchaba; bueno, la foto es elocuente
¿Será la mejor fotografía? (se deja claro que cualquier persona que quiera usar esta imagen, lo puede hacer, mas debe invocar a "Los Enemigos de la Vaca").-¡Que asadito, Papito!.-¡Sin palabras!.-
¡Sin palabras!.-
El plato de uno.-
El plato de otro.-
El de otro.-
Bien, "Los Enemigos de la Vaca" trasladan excusas porque, en determinado momento, como se ve, "la cosa" se les escapó de las manos.-
Y no con uno, sino con varios.-
Para otros, "la cosa" fue a costilla blanca.-
Otros se enojaron cuando se los interrumpió.-
En la fotografía, algunos de los integrantes de la entidad con la cabeza de la vaquillona.-
A los postres - queso, dulce de membrillo y dulce de batata - (el fotografo se durmió y no documentó el momento) -, llegó Don Mario Sosa (un verdadero lujo).-
Se lo disfrutó vehementemente.-
¡Adviertan!.-
Un amigo exhibio su colección de cuchillos.-
Otro viejo amigo - Charly, de San Martín -, nos deleitó con sus cuentos.-El Recontra Presidente de la Sección "Enemigos Jóvenes de la Vaca" - ¡vamos GINO todavía! -, "hizo hablar" a la guitarra llevandose una ovación.-
Después, pasteles y café.-
Por último se anunció ¡Quien quiera llevar carne asada, por acá!; muchos accedieron.-
Muy sumariamente, por cierto, lo acontecido.
Fue una jornada espectacular, tal como lo merecían los amigos de "Los enemigos de la Vaca".-
Puede resultar grosero, pero se escuchó a algunos de los presentes programar un "lechonchito" al asador para la semana que viene.-
Hasta la próxima.-

6 comentarios:

  1. De mayor quiero ser como ustedes!!!... Periodicamente sigo sus peripecias desde España con una envidia absolutamente insana!!!... No se mueran nunca carajo!!!. Benditos sean

    ResponderEliminar
  2. Estimado Victor:
    Nosotros, de mayor, seremos mejores.
    Bien, debo decirte que eres MIEMBRO HONORARIO de "LOS ENEMIGOS DE LA VACA", toda vez que así lo hemos decidido en el día de ayer. Se dispuso que, el primero que efectúe un comentario en la página web, relacionado con la vaquillona con cuero, sería designado MIEMBRO HONORARIO, y tu lo has hecho a escasas horas, de su publicación.
    Fuerte abrazo.-

    ResponderEliminar
  3. Victor Manuel Blanco Gijon19 de octubre de 2009, 7:17

    Creanme que para mi es todo un honor!!!!... Por motivo del cumpleaños de la abuela de mi mujer en Semana Santa andaré por Junin y Buenos Aires... Si ustedes hacen algun asadito por estas fechas y tienen a bien invitarme, allí que me planto!!!... Un saludo para todos ustedes. Para celebrarlo, este sábado, nos clavaremos los amigos un corderito al asador con sus respectivos sacramentos (para que no se sienta solo) y brindaremos a la salud de todos ustedes!!!... Un saludo!!!
    P.D. Si me dicen un e-mail les envío fotos

    ResponderEliminar
  4. La cosa está acordada;en fecha a confirmar - por tí -, serás nuestro invitado a un asado, oportunidad en que te investiremos como MIEMBRO HONORARIO de "Los Enemigos de la Vaca".
    Puedes comunicarte al E mail que figura en el encabezamiento de la página.
    Fuerte abrazo.-

    ResponderEliminar
  5. victor manuel blanco19 de octubre de 2009, 21:28

    será un placer compartir con ustedes... les aviso cuando se acerque el día...
    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Así quedamos. Fuerte abrazo de "Los Enemigos de la Vaca".-

    ResponderEliminar

HE AQUÍ, MEDIANTE LA PRESENTACIÓN QUE INCONTROVERTIBLEMENTE MERECEN, "LOS ENEMIGOS DE LA VACA".-

ALGUNAS PREFERENCIAS DE "LOS ENEMIGOS DE LA VACA".-

HISTORIA DEL BRINDIS.-

Según el diccionario de la Real Academia Española el término brindis significa: (Del aleman "bring dir's", yo te lo ofrezco).
1. Acción de brindar con vino o licor.
2. Palabras que se dicen al brindar.
El origen del término se remonta al siglo XVI, y tiene como motivo la celebración de una victoria del ejército de Carlos V sobre su oponente.
Según relatan los historiadores, el lunes 6 de Mayo de 1.527, las tropas de Carlos V toman de forma victoriosa Roma y la saquean. El saqueo fue algo imprevisto. Lactancio, caballero mancebo de la corte del Emperador, convencerá a su interlocutor, el Arcediano del Viso, testigo del saqueo, de que el Emperador ninguna culpa tuvo en ello y de cómo Dios lo permitió por el bien de la cristiandad.
Con motivo de tal victoria, cuenta la historia, que los mandos militares llenaron sus copas de vino, las alzaron al frente y dijeron la frase anteriormente citada: "bring dir's", yo te lo ofrezco. Este hecho, ha dado lugar a la tradición de brindar cuando se celebra algo.
Pero como en todas las historias, hay otras versiones que adelantan mucho más, en el tiempo, los orígenes de los brindis.
Estos lo sitúan en tiempos de los griegos, y tiene que ver con la muestra de confianza que el anfitrión ofrecía a sus invitados. En los grandes banquetes y convites que los más pudientes organizaban para su deleite o en honor de alguien, los criados servían en las copas a todos los invitados y el anfitrión alzaba su copa y tomaba un trago, como señal de que aquella bebida era buena y no tenía veneno alguno. Por aquel entonces, la mejor forma de eliminar a los enemigos era envevenar la bebida.
En todo brindis se plantea la cuestión sobre chocar o no las copas. Aunque es suficiente con hacer el gesto hacia el resto de los comensales, alzando levemente la copa, hay muchas veces que nos gusta el choque de nuestras copas con la de los vecinos de mesa. Lo más correcto es no hacerlo.
Pero chocar las copas también tiene su origen. Uno de los más avalados por la historia, es que el choque de las copas tenía la función de "salpicar" y mezclar el contenido de ambas copas, sobre todo entre los monarcas y los nobles, que utilizaban estos métodos para eliminar rivales, para demostrar que no se ofrecía ningún tipo de bebida envenenada. Así, si cualquiera de ambas bebidas contenía veneno, este quedaría repartido en ambas copas. Como vemos, entra de nuevo en juego una cuestión de confianza y muestra de amistad en el rito de chocar las copas.
Otra de las versiones, indica como origen las sociedades romana y griega, donde eran habituales los grandes banquetes y fiestas. Era tal la magnitud de aquellas fiestas, que los comensales solían levantar y golpear sus copas para llamar la atención de los sirvientes y para que les sirvieran de nuevo más bebida.
Esta costumbre pasó al brindis, con que se golpeaban las copas para llamar la atención del resto de comensales para hacer el brindis.
Es costumbre también a la hora de brindar decir alguna palabra o expresión como salud, cheers, proischt, saude, salute, santé, etc.

HISTORIA DE LA ASOCIACIÓN "LOS ENEMIGOS DE LA VACA".-

Corrían los primeros años de la década del 90, cuando un grupo de amigos, residentes en San Antonio de Padua, Partido de Merlo, Provincia de Buenos Aires, República Argentina, al finalizar un torneo de "paddle tennis", decidieron organizar un asado.
Por cierto, como verán, el asado resultaría inolvidable.
Fue durante los postres cuando alguien formuló una pregunta:
¿Qué pasaría si, tal como está sucediendo, las vacas, que son aproximadamente cincuenta y dos millones, se siguen reproduciendo más rápido que el crecimiento de la sociedad argentina que, a la fecha, no supera los veintisiete millones de habitantes?
Muchas fueron las respuestas, advirtiéndose que el consumo de vino se hacía notar.
Así, otro reflexionó ¡Ustedes hablan de las vacas y nada dicen de los corderos, los cabritos, los lechones, los pollos, los pavos, y todo lo que anda por ahi! ¡El problema será mucho más grave, y mucho antes, de lo que Uds. vaticinan!
¡Atención viejo, y los peces, los mariscos, todo lo del mar! espetó otro.
¡Estamos en peligro, lo único que queda es comerlos! dijo el que, quizás, menos había hablado hasta el momento.
De allí, hasta la propuesta y acuerdo de organizarse y acometer la tarea, pasaron escasos minutos.
¡Debemos empezar cuanto antes! dijo uno.
¡Mañana sabado! contestó otro.
Bien, he allí, aunque cueste creerlo, el evento que excitó la conformación de la Asociación "Los enemigos de la vaca", denominación que fue asignada porque la primer tarea fue "dar cuenta" de un costillar vacuno.
Loading...
Loading...
Loading...