08 noviembre 2009

HOMENAJE RECIBIDO EN UN RECITAL DE ROCK.-

ImageChef.com - Custom comment codes for MySpace, Hi5, Friendster and more

ESTRENO EN NUEVA YORK.-

ImageChef.com - Custom comment codes for MySpace, Hi5, Friendster and more

NUESTROS SEGUIDORES ESTAN PERDIENDO LA CORDURA.-

ImageChef.com - Custom comment codes for MySpace, Hi5, Friendster and more

AMIGOS DE ESPAÑA NOS MANDARON ESTA CRÓNICA.-

Cordero al asador en la Peña Parda (Fuentenovilla. Guadalajara. España). 20/10/09.

Queridos enemigos de la vaca. Estoy emocionado con que me hayan nombrado “miembro honorífico de su asociación”. Para mi, que soy un fanático del asado “a la manera argentina”, es un gran honor. Algo así como ser nombrado Doctor Honoris Causa por una prestigiosa universidad.

A continuación os mando unas fotos del último asado que hicimos en la Peña Parda, que es el nombre de la quinta (pequeña finca, para nosotros los españoles) que tenemos con mi familia. Es un lugar muy especial para nosotros donde celebramos casi todo, con amigos y familiares y la sede de decenas de asados todos los años.

En esta ocasión nos juntamos para celebrar el 28 cumpleaños de nuestro amigo Borja y donde hubo un espacio especial para brindar por ustedes, los enemigos de la vaca.

Sin más dilación, les comento un poquito las imágenes y ya me dirán ustedes si pasamos el examen y nos recibimos de asadores.

Empezamos medio tarde, el día se levantó más nublado de lo que esperábamos y amenazaba lluvia. Por suerte nos hizo un día estupendo y no hubo que pasar al plan B. Aquí estamos mi amigo Nacho y yo atando el cordero a la cruz (soy el más gordo… y también, porqué no, el más atractivo! Jajaja).

Miren que linda luce la víctima. Se trataba de un cordero manchego (con denominación de origen) de 10 kilos 300 gramos. Estos corderos son más largos y estilizados que los de otras zonas de España. Tienen un amplio costillar y la carne tiene un sabor más suave, por lo que va perfecto para aquellos a los que el cordero nos “repite” un poco en el estómago… Ah!, el risco que se ve al fondo es la “Peña parda”, que le da el nombre a la quinta.
Una hora y media después, aquí tienen un ejemplar del temible halcón ibérico sobrevolando su presa con claras intenciones de acabar con ella.

Como ven no nos iba a llevar el viento… antes de servir el corderito y para no agraviar a nuestra “enemiga” la vaca, atacamos un matambre, unos riñones de vacuno y unas mollejas de corazón espectaculares… todo con bastante ajo y limoncito…

Como pueden observar opté por arropar el cordero con estos 3 medios bidones (previamente decapados y limpios por dentro) por tres razones: la primera, para aprovechar al máximo el calor del fuego y transferirlo a todo el asado, la segunda era para proteger el fuego del viento y la tercera y casi la más importante, para evitar que el viento pueda arrastrar una ascua y se desencadene un incendio que en España es un problema terrible que se repite todos los años.Así lucía a las 14:12hs. 2 horas y media después de haberlo puesto…ya empezaba a dorarse!
40 minutos después ya tenía un moreno espectacular… casi caribeño!. En esta magnífica foto del reportaje que hizo nuestra amiga Lucía, se aprecian el ajo, los trocitos de laurel, y los puntitos rojos del ají molido de la salmuera con el que fuimos regando el cordero periódicamente y que le dio una gracia especial.
Ya estaba casi a punto de salir. Había adquirido el tostado y el punto en la piel crocante pero a la vez jugoso que buscábamos.
3 horas 45 minutos y 6 litros de vino después… cuatro brazos se hacían pocos para surtir a la hambrienta concurrencia. Aquí estamos con mi amigo Eduardo que fue un ayudante espectacular…Aquí podeis ver en detalle lo jugosito que quedó… La verdad que quedamos satisfechos del cordero y del día tan divertido que pasamos…

Lo que pasó después os lo podéis imaginar… 3 litros de vino más y no sobraron ni los huesos… lo único que quedó casi intacto fueron las ensaladas,,, El perro se tuvo que conformar con comer su habitual pienso… ¡¡¡pobre¡¡¡…

Así termina nuestra narración… con la foto de familia y el abrazo afectuoso que les mandamos a todos ustedes. Consideren la Peña Pardacomo la casa de todos “los enemigos de la Vacaen España… Un abrazo enorme y ya les mandaremos fotos de sucesivos asados. Nos vemos en Marzo en Argentina. SALUD!!!!En Buenos Aires, República Argentina, a los 07 días del mes de noviembre de 2009, siendo las 18,00 horas, se labra el presente ACTA a fin de dejar constancia de que, los señores VICTOR MANUEL BLANCO GIJON, amigos y allegados, oriundos de Fuentenovilla, Guadalajara, España, HAN APROBADO EL EXAMEN, con nota SOBRESALIENTE y, consecuentemente, ALCANZARON EL TÍTULO DE ASADORES. FIRMADO: "Los Enemigos de la Vaca".-

HE AQUÍ, MEDIANTE LA PRESENTACIÓN QUE INCONTROVERTIBLEMENTE MERECEN, "LOS ENEMIGOS DE LA VACA".-

ALGUNAS PREFERENCIAS DE "LOS ENEMIGOS DE LA VACA".-

HISTORIA DEL BRINDIS.-

Según el diccionario de la Real Academia Española el término brindis significa: (Del aleman "bring dir's", yo te lo ofrezco).
1. Acción de brindar con vino o licor.
2. Palabras que se dicen al brindar.
El origen del término se remonta al siglo XVI, y tiene como motivo la celebración de una victoria del ejército de Carlos V sobre su oponente.
Según relatan los historiadores, el lunes 6 de Mayo de 1.527, las tropas de Carlos V toman de forma victoriosa Roma y la saquean. El saqueo fue algo imprevisto. Lactancio, caballero mancebo de la corte del Emperador, convencerá a su interlocutor, el Arcediano del Viso, testigo del saqueo, de que el Emperador ninguna culpa tuvo en ello y de cómo Dios lo permitió por el bien de la cristiandad.
Con motivo de tal victoria, cuenta la historia, que los mandos militares llenaron sus copas de vino, las alzaron al frente y dijeron la frase anteriormente citada: "bring dir's", yo te lo ofrezco. Este hecho, ha dado lugar a la tradición de brindar cuando se celebra algo.
Pero como en todas las historias, hay otras versiones que adelantan mucho más, en el tiempo, los orígenes de los brindis.
Estos lo sitúan en tiempos de los griegos, y tiene que ver con la muestra de confianza que el anfitrión ofrecía a sus invitados. En los grandes banquetes y convites que los más pudientes organizaban para su deleite o en honor de alguien, los criados servían en las copas a todos los invitados y el anfitrión alzaba su copa y tomaba un trago, como señal de que aquella bebida era buena y no tenía veneno alguno. Por aquel entonces, la mejor forma de eliminar a los enemigos era envevenar la bebida.
En todo brindis se plantea la cuestión sobre chocar o no las copas. Aunque es suficiente con hacer el gesto hacia el resto de los comensales, alzando levemente la copa, hay muchas veces que nos gusta el choque de nuestras copas con la de los vecinos de mesa. Lo más correcto es no hacerlo.
Pero chocar las copas también tiene su origen. Uno de los más avalados por la historia, es que el choque de las copas tenía la función de "salpicar" y mezclar el contenido de ambas copas, sobre todo entre los monarcas y los nobles, que utilizaban estos métodos para eliminar rivales, para demostrar que no se ofrecía ningún tipo de bebida envenenada. Así, si cualquiera de ambas bebidas contenía veneno, este quedaría repartido en ambas copas. Como vemos, entra de nuevo en juego una cuestión de confianza y muestra de amistad en el rito de chocar las copas.
Otra de las versiones, indica como origen las sociedades romana y griega, donde eran habituales los grandes banquetes y fiestas. Era tal la magnitud de aquellas fiestas, que los comensales solían levantar y golpear sus copas para llamar la atención de los sirvientes y para que les sirvieran de nuevo más bebida.
Esta costumbre pasó al brindis, con que se golpeaban las copas para llamar la atención del resto de comensales para hacer el brindis.
Es costumbre también a la hora de brindar decir alguna palabra o expresión como salud, cheers, proischt, saude, salute, santé, etc.

HISTORIA DE LA ASOCIACIÓN "LOS ENEMIGOS DE LA VACA".-

Corrían los primeros años de la década del 90, cuando un grupo de amigos, residentes en San Antonio de Padua, Partido de Merlo, Provincia de Buenos Aires, República Argentina, al finalizar un torneo de "paddle tennis", decidieron organizar un asado.
Por cierto, como verán, el asado resultaría inolvidable.
Fue durante los postres cuando alguien formuló una pregunta:
¿Qué pasaría si, tal como está sucediendo, las vacas, que son aproximadamente cincuenta y dos millones, se siguen reproduciendo más rápido que el crecimiento de la sociedad argentina que, a la fecha, no supera los veintisiete millones de habitantes?
Muchas fueron las respuestas, advirtiéndose que el consumo de vino se hacía notar.
Así, otro reflexionó ¡Ustedes hablan de las vacas y nada dicen de los corderos, los cabritos, los lechones, los pollos, los pavos, y todo lo que anda por ahi! ¡El problema será mucho más grave, y mucho antes, de lo que Uds. vaticinan!
¡Atención viejo, y los peces, los mariscos, todo lo del mar! espetó otro.
¡Estamos en peligro, lo único que queda es comerlos! dijo el que, quizás, menos había hablado hasta el momento.
De allí, hasta la propuesta y acuerdo de organizarse y acometer la tarea, pasaron escasos minutos.
¡Debemos empezar cuanto antes! dijo uno.
¡Mañana sabado! contestó otro.
Bien, he allí, aunque cueste creerlo, el evento que excitó la conformación de la Asociación "Los enemigos de la vaca", denominación que fue asignada porque la primer tarea fue "dar cuenta" de un costillar vacuno.
Loading...
Loading...
Loading...